ImprimirE-mail

Alquimia, por otra concepción del mundo

«Alquimia» he ahí un término que huele a sal, azufre y mercurio, y cuya mera mención a menudo transporta al lector a algún taller oscuro en el que arde un fuego infernal. El absoluto secreto que cubrió siempre esta práctica hizo que cayera en el olvido hasta principios del siglo XX, cuando Carl Gustav Jung vio en sus símbolos una descripción de la evolución de la conciencia humana. Hasta la fecha, miles de libros han presentado el tema de diferentes formas. Así que, ¿por qué escribir uno más?
Calificación: Sin calificación
Precio:
Precio con descuento: 14,38 €
Precio de venta14,95 €
Precio de venta sin impuestos: 14,38 €
Cantidad de impuestos: 0,58 €

Descripción

«Alquimia» he ahí un término que huele a sal, azufre y mercurio, y cuya mera mención a menudo transporta al lector a algún taller oscuro en el que arde un fuego infernal. El absoluto secreto que cubrió siempre esta práctica hizo que cayera en el olvido hasta principios del siglo XX, cuando Carl Gustav Jung vio en sus símbolos una descripción de la evolución de la conciencia humana. Hasta la fecha, miles de libros han presentado el tema de diferentes formas. Así que, ¿por qué escribir uno más? La Alquimia, a menudo simbolizada por una mujer vestida del color del cielo y cubierta de estrellas, a pesar de sus rasgos aún juveniles, proviene de los tiempos más remotos. Esta aparente contradicción en realidad revela su atemporalidad y significa que su lenguaje merece actualizarse regularmente. Su discurso debe ser accesible al mayor número posible de personas sin caer en la trampa de una alteración de sus símbolos, es decir, sin reducir el alcance de lo que ella expresa sin revelarlo jamás completamente. Este libro también pretende reunir de forma explícita los elementos de los dos aspectos principales de la alquimia: el operativo y el espiritual. Por lo tanto, se presentan en un lenguaje sencillo ciertas nociones alquímicas, sobre todo en sus aspectos metafísicos, abriendo así las puertas a la percepción de un universo vivo e inteligente. En cuanto a la dimensión espiritual de la alquimia, es ampliamente desarrollada, porque es esta dimensión espiritual la que permite al hombre participar en la evolución de un mundo en el que debe integrarse.